jueves, 14 de abril de 2016

Hace ya




Hace ya,
paso demasiado tiempo junto a esta esquina llagada
que tanto temo,
y no puedo asirme –por más que lo intento-
a ninguno de los rostros que bosquejan mis dedos
sobre la pálida tez de las paredes.

Hace ya
que no persigo sortear la esquirla que directa
apunta hacia mi existencia,
que no trato, para continuar mi camino,
evitar la sinrazón que sacrifica
los arrestos de mi voluntad postrera.

Hace ya
que me siento mal –acaso sin dudas-
cuando todo me interroga y no balbuceo,
ni tan sólo,
un monosílabo de socorro o de tristeza,
ni apaleo la indolencia que me atenaza.

Y qué se yo, al cabo,
de esta demora sin defensa,
de esta parodia que se alarga tanto
como mi sombra contra el suelo,
si tan siquiera me duele
el frío que se me mete tan adentro.

Loja, 15 abril 2016 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada